martes, 24 de marzo de 2009

Los murales de Belfast

Hace un par de años estuve en la ciudad de Belfast. El propósito de mi visita, aparte de seguir subiendo por el mapa hasta Antrim, fue casi exclusivamente el poder “empaparme” de sus famosos y controvertidos murales. La ciudad de Belfast no tiene mucho que visitar, quizás la parte del centro con su City All, la catedral de Santa Ana, la Queen’s University… y poco más. Si te has fijado un poco en las guías más turísticas de la ciudad te darás cuenta que muchas de ellas no nombran a Shankill o Falls Road, barrios donde los murales hacen acto de presencia por encima de cualquier cosa. Quizás esto se deba a que muchos de los habitantes de la ciudad sienten vergüenza por todo lo que durante años ha sucedido entre su población católica-protestante, pero desde aquí señalo que cualquier visitante que vaya a Belfast no debe perderse la visita a tan emblemáticos barrios, así que me gustaría explicar mi experiencia por esas calles.
Como he dicho al principio del texto fue durante el mes de Septiembre del 2005 cuando visité Belfast con mi novia. Veníamos de Kilkenny y Dublín, nos dirigíamos hacia Antrim y pasamos una noche en Belfast. Después de pasear por el puerto (famosos por ser de donde zarpó el Titanic) y la zona del centro fuimos hacia el emblemático barrio protestante de Shankill Road. Banderas y baldosas pintadas con los colores ingleses te dan la bienvenida a un barrio bastante solitario, repleto de grandes descampados y casas residenciales. Ambiente bélico en los murales del U.F.F. y algunos transeúntes con cara de pocos amigos, la verdad es que hubo un par de veces que al sacar la cámara para hacer fotos me sentí un poco incómodo por la atmósfera que se respiraba en algunas calles. Recuerdo que nos acercamos a una iglesia que estaba totalmente tapiada y cercada con alambres y barras metálicas, la cual nos recordó a cualquier escondite franco de película sobre el conflicto irlandés. Colchones quemados en plena calle, ventanas de casas tapiadas y otras tantas ya derruidas.
La sensación que tuvimos al pasear por Shankill era como estar en un territorio ajeno sin pedir permiso para estar en él. Después de unas horas decidimos ir hacia el barrio católico de Falls Road. Para ir hacia el barrio católico tuvimos que pasar por uno de los pasos que hay abiertos para ir de barrio a barrio con la casualidad que el día siguiente ese mismo paso quedó cerrado por los paramilitares por el ataque de los protestantes a un autobús que venía de Falls Road (¿Qué hubiera pasado si nos hubiese cogido allí). El Memorial Garden, en Bombay Street, justo detrás del muro que separa los dos barrios, vimos el grandilocuente monumento a los irlandeses católicos que han perdido su vida luchando en el conflicto. La gente del barrio católico es diferente al otro barrio, te miran con curiosidad pero su mirada es amigable y te sientes quizás más protegido y cómodo, hasta el punto que entramos a un pub a tomarnos una pinta, eso si, durante esa media hora nos sentimos mega-observados. Los murales de Falls Road también son diferentes, aquí dejan un poco el lado bélico y abogan por la paz, las huelgas y evocan a los héroes católicos del conflicto. Pasamos justo delante de la sede del SINN FEIN e intentamos entrar a la librería pero era tarde y ya estaban cerrando. Después de dar unas vueltas más cogimos un bus que nos llevó nuevamente hacia el centro. Como he dicho antes… visita obligada para todos!!!
Para más info:
http://es.wikipedia.org/wiki/Belfast
http://es.wikipedia.org/wiki/IRA
http://www.unav.es/dpp/tecnologia/proyectos2004/77/
http://muralespoliticos.blogspot.com/2007/11/video-de-belfast.html

1 comentario:

Marc dijo...

Muy buen blog, espero que este proyecto llegue muy lejos.

Un saludo